Bienvenid@s al Rincón de Diego Neto.Nos Cambiamos pinche aquí

jueves, 9 de julio de 2015

Isla Cristina cuenta con una suficiente oferta de ocio nocturno, compatible con el descanso de sus visitantes

La oferta de ocio en Isla Cristina va desde bares y restaurantes, céntricos, junto al puerto o playeros, donde se puede cenar a mantel o tapear en barra; tomar una copa en las terrazas del centro, chiringuitos o pubs y terminar la noche en discobares o discotecas de la zona que ofrecen música en vivo y performances que divierten al noctámbulo.

En Isla Cristina a 8 de Julio de 2015.- Tras las cremas solares y la sardina del chiringuito, al atardecer, las playas isleñas comienzan a vaciarse como preludio de lo que viene. Mientras unos cenan y se quedan en el apartamento u hotel de turno, otros se acicalan para seguir viviendo el verano, ahora bajo la luz de la luna.

Para estos menesteres, Isla Cristina cuenta con una suficiente oferta de ocio nocturno que la pone en un mapa que nunca abandonó, reminiscencia de aquellos locos ochenta y noventa, cuando la localidad contaba con decenas de disco-bares, disco-terrazas al aire libre y la docena de discotecas repartidas, sobre todo en su zona portuaria y polígonos industriales.

Ahora, tras la reconversión obligada por la diversificación de la oferta de localidades cercanas, amplificada por la crisis de los últimos años, los empresarios isleños se han visto obligados a mutar y se han adaptado a los nuevos tiempos, costumbres y bolsillos. A pesar de estos hándicaps, la noche isleña sigue ofreciendo lugares más que recomendables donde refrescar cuerpo y mente.

Es fundamental antes asentar el estómago y para ello Isla Cristina cuenta con una amplia oferta gastronómica de modestos bares y restaurantes, que ofrecen desde el pescaito frito y las afamadas gambas cocidas o a la plancha, hasta la mesa y mantel de los más sofisticados y que oscilan desde los pocos euros, hasta las decenas por comensal, según el poder adquisitivo de cada uno. Y por preferencias, se puede cenar en el centro, la playa o el puerto, con protagonistas ineludibles como los pescados y mariscos más frescos de la costa provenientes, a diario, de la lonja más importante de Andalucía.

Superada la fase alimenticia o gula, según las ganas, puede optarse por las diferentes terrazas que salpican las avenidas, calles y plazas isleñas. Unos, con solera de años a sus espaldas, otros, casi recién llegados y todos con ganas de que el cliente pase un buen rato entre sus barras y mesas. Combinados con o sin alcohol, mojitos, caipiriñas y cócteles de sabores exóticos, se entremezclan en carta con gin-tonics o whiskys de difícil pronunciación pero que consiguen aunar conversaciones y buenos ratos en compañía.

Y para finalizar la noche, si se prefiere continuar, el término cuenta con disco-bares y alguna que otra discoteca que ofrecen espectáculos y performances de muy variado género, bien en el centro urbano, donde la oferta es suficiente o en los chiringuitos de las diferentes playas, que ofrecen diversos entretenimientos como orquestas, flamenquitos o solistas, en Urbasur e Islantilla, núcleos isleños que también ofertan momentos de diversión.

En definitiva, Isla Cristina cuenta con una amplia y diversa oferta de ocio, de día y también de noche, solo hay que tener ganas para descubrirlos, si no todos el mismo fin de semana, si durante los meses de verano o la estancia vacacional programada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario