Bienvenid@s al Rincón de Diego Neto.Nos Cambiamos pinche aquí

martes, 27 de octubre de 2015

Campaña de vacunación de la gripe

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha iniciado este lunes la campaña de vacunación de la gripe para evitar complicaciones derivadas de esta enfermedad en la población de riesgo. Mayores de 65 años, pacientes crónicos, mujeres embarazadas y algunos colectivos profesionales deben inmunizarse frente al virus.

Para ello, ha puesto a disposición de la ciudadanía 1,2 millones de dosis de vacunas -la misma cantidad que en la campaña anterior- que se han distribuido en 1.565 puntos de vacunación de toda la geografía andaluza. La adquisición de las vacunas ha supuesto una inversión cercana a los cuatro millones de euros.

Así lo ha dado a conocer la secretaria general de Salud Pública y Consumo, Josefa Ruiz, en la rueda de prensa de presentación de la campaña -en la que ha estado acompañada por la directora del Plan Estratégico de Vacunas de Andalucía, María Luisa García Gestoso, y la directora general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, Remedios Martel-, durante la cual ha recordado que “la vacunación supone una estrategia de prevención clave y eficaz para prevenir determinadas enfermedades como es la gripe -enfermedad que aún no ha comenzado en Andalucía-, en los grupos de población que presentan mayor vulnerabilidad frente al virus”.

Los mayores de 65 años son parte de la población vulnerable.

Concretamente, en la campaña de vacunación que se prolongará hasta diciembre, se considera población vulnerable o de riesgo las personas mayores de 65 años y las que padecen determinados problemas crónicos de salud, que se pueden ver agravados con la gripe y generar complicaciones más graves, como son problemas respiratorios severos, cardiopatías, cáncer o alteraciones del sistema inmunológico y metabólico, o que padezcan obesidad mórbida.

La vacunación ha demostrado ser la principal medida para su prevención, así como para evitar hospitalizaciones y fallecimientos por complicaciones generadas por la enfermedad. También se recomienda que se inmunicen las mujeres embarazadas, en cualquier momento de la gestación, para prevenir la gripe tanto a la gestante como al recién nacido. La tasa de cobertura en esto caso está alrededor del 50 por ciento.

Un comportamiento del virus “moderado”

Junto a la vacunación, hay que recordar la importancia que tiene tomar medidas higiénicas como taparse la boca -”mejor con el antebrazo que con la mano”, asegura Ruiz-, usar pañuelos desechables y lavarse con frecuencia las manos, para protegerse frente al virus  ya que se transmite por el aire, al toser o estornudar. En cuanto al comportamiento del virus, se espera que “sea moderado”.

Además, ha informado que por quinto año consecutivo se suministrará también, en el caso en que esté indicado, la vacuna frente al neumococo. Con ella se cubrirá a las personas mayores de 65 años, ampliándose en esta campaña la cobertura hasta los 73 años, un año más que en la campaña pasada. Esta vacuna inmuniza frente a una de las principales bacterias productoras de otitis media, sinusitis y neumonía a mayores de 65 años que conviven en residencias y a personas de entre 65 y 73 años que no hayan sido vacunadas en años anteriores, pues la inmunidad persiste más que en la de la gripe.

Vigilancia epidemiológica

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dispone de un sistema de vigilancia epidemiológica mundial. En este sistema se incluye la información facilitada por el Grupo Centinela de Vigilancia de la Gripe en Andalucía, constituido por un laboratorio de referencia situado en Granada y una red de 116 profesionales que, distribuidos por toda la comunidad, informan semanalmente de la situación epidemiológica de la enfermedad durante toda la temporada -desde principios de octubre hasta mediados de mayo-.

Para ello, este equipo de expertos recogen muestras aleatorias de secreciones que aportan información sobre el tipo de virus circulante, con el fin de incluirla en la composición de la vacuna que se recomendará en la siguiente temporada. Así, señala Ruiz, la vacuna antigripal recomendada por la OMS para este año es nuevamente trivalente, es decir, que ha demostrado su capacidad protectora para tres cepas, dos de tipo A y una de tipo B.

Solicitud de cita

Para solicitar cita para la vacuna se debe acudir al centro de salud de referencia. Las personas mayores de 65 años pueden pedir cita también a través de internet -en la oficina de atención virtual del Servicio Andaluz de Salud ‘InterS@S’- y de ‘Salud Responde’, que tiene habilitadas varias vías. Una de ellas es por teléfono, en el número 902 50 5060, disponible todos los días del año, las 24 horas.

‘Salud Responde’ también dispone de una dirección de correo electrónico a la que el usuario puede dirigirse y de una App, que se puede descargar de manera gratuita en todos los móviles.

De hecho, con el fin de garantizar al máximo la cobertura de la vacunación de la población mayor de 65 años, las personas con movilidad reducida también pueden solicitar la gestión de la cita para la vacunación a través del botón de teleasistencia. Asimismo, pueden ser vacunadas en su propio domicilio por profesionales de enfermería que se desplazarán hasta su vivienda.

Cabe destacar que durante la campaña anterior, el servicio más utilizado para obtener cita fue ‘Salud Responde’ que gestionó 74.617 citas para vacunación por vía telefónica o correo electrónico y 8.122 a través de la App. Además, Salud Responde envió mediante SMS recordatorios de vacunación a un total de 1.966 personas inscritas en este servicio de aviso. Por su parte, la oficina de atención virtual del SAS, ‘InterS@S’, gestionó 18.670 citas para esta vacuna.

Balance 2014-2015

Durante la campaña de vacunación de la gripe de la temporada pasada, se vacunaron un total de 987.376 personas en Andalucía. De los mayores de 65 años se vacunó el 60 por ciento. La actividad gripal en la comunidad, al igual que en España, fue moderada y con una circulación mayoritaria del virus de la gripe A(H3) y en menor medida del virus de la gripe B.

Concretamente, la tasa acumulada en la temporada 2014-2015 fue de 1.859,8 casos por 100.000 habitantes, lo que supuso un aumento del 46,2 por ciento en comparación con la temporada previa -tasa de 1.272 por 100.000 habitantes-, si bien la virulencia fue menor y se produjeron menos complicaciones. El momento de mayor incidencia se produjo a finales de enero, el mismo periodo que en el año anterior, con una tasa de 306,5 casos por cada 100.000 habitantes.

Por sexo, el 52,2 por ciento de personas afectadas fueron mujeres y el 47,8 por ciento hombres. Por edad, la mayor incidencia se concentró en el grupo de cinco a 14 años (37,9%) seguido del grupo de cero a cuatro años (10,6%). La población mayor de 65 años fue la menos afectada (4,1%), lo cual puede indicar una relación causa-efecto debido a la vacunación sistemática de esta población así como a su inmunidad adquirida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario