Bienvenid@s al Rincón de Diego Neto.Nos Cambiamos pinche aquí

jueves, 3 de marzo de 2016

Comunicado de Prensa Andalucista sobre el Pleno Extraordinario del ERE en el Ayuntamiento de Isla Cristina

En la mañana de hoy jueves, se ha celebrado el pleno extraordinario sobre el Expediente de Regulación de Empleo, que ha llevado a cabo el tripartito del ayuntamiento isleño (PIF-PP-CxI) y que fue solicitado por los grupos de la oposición (PA-PSOE).

Con la sala repleta de afectados, ya despedidos desde el pasado martes, y acompañados de familiares, comenzó la sesión en un ambiente tenso aunque respetuoso, con la lectura de la moción, por parte de la secretaria municipal, a pesar de las reiteradas risas de la alcaldesa, audibles a través de los micrófonos que surtían de sonido a varios medios de comunicación que, sin ser convocados de forma oficial, asistieron para dar fe de lo que allí ocurrió.

El texto dice que “con la llegada al poder municipal del tripartito y en contra lo prometido en las elecciones municipales, han procedido a la tramitación de un ERE que contempla despidos para un número importante de trabajadores de este ayuntamiento. El equipo de gobierno, desoyendo a los sindicatos, a la oposición y al más mínimo sentido común, ha optado por la figura más grave existente en nuestro ordenamiento laboral, el despido”.

El documento además alude a la falta de “criterios serios y objetivos”, además de “la incapacidad de un equipo de gobierno que no han buscado fórmulas imaginativas con los representantes de los trabajadores”, como sí se hizo en la anterior legislatura y no acudiéndose al despido como solución a los problemas económicos existentes. Por todo ello, la moción pedía “la inmediata retirada del ERE y se proceda a iniciar un proceso de diálogo real con la representación de los trabajadores que conduzca a un acuerdo que no implique despidos en la plantilla”, así como “mostrar nuestra solidaridad y apoyo con los trabajadores afectados”.
 Y justo cuando los portavoces proponentes de la moción se disponían a empezar su locución, son advertidos por la alcaldesa, Antonia Grao, que tan solo cuentan con cinco minutos cada uno, lo que fue recriminado por éstos, aludiéndole “falta de sentido democrático en un asunto tan importante y trascendental como el que nos ocupa”.

El portavoz andalucista, Francisco Zamudio, comenzó diciendo que “este es el pleno más difícil que he vivido como concejal y alcalde durante todos estos años, por las connotaciones personales y trágicas que engloba, el despido de 80 padres y madres de familia, siendo triste que lo haya tenido que pedir la oposición, porque usted –en referencia a la alcaldesa-, ha sido extremadamente rígida, saltándose las peticiones de la oposición sobre la celebración de una Junta de Portavoces o Comisión Informativa específica, o cualquier otro marco de encuentro donde se nos hubiera ofrecido información”.

Zamudio acusó al tripartito de “tener un guión preestablecido” y que “a la oposición, ni agua, incumplís vuestros compromisos preelectorales liberándoos los doce concejales y, finalmente, tomando la decisión de despedir a 80 personas que no son culpables de nada”, momento aplaudido por el público e increpados por la alcaldesa que les amenazó con desalojarles, acto reprochado por Zamudio y acusando a la primera edil de “coartar la libertad de expresión”.


El portavoz andalucista, tras este paréntesis, hizo un repaso de las últimas declaraciones que la alcaldesa ha realizado en rueda de prensa, “fuera de aquí, en vez de aquí”, en referencia al pleno municipal. Grao acusaba al anterior equipo de gobierno de ser los responsables de la actual situación, “usted no ha dejado títere con cabeza”, le siguió diciendo Zamudio a Grao, “ha arremetido contra los sindicatos, acusándoles de no saber negociar, ha atacado a la Plataforma de Afectados, ha arremetido contra periodistas, ha nombrado hasta agrupaciones de carnaval, aquí todos son culpables menos usted”.

Zamudio también le dijo a la alcaldesa que “incluso, se ha atrevido a imputar de delitos al anterior Equipo de Gobierno”, en alusión a una subvención para rehabilitar el ayuntamiento, “la cual se gestionó mientras yo estaba en la oposición y que usted votó a favor, hecho constatado por las actas municipales, por lo cual, le aconsejo que si es conocedora de un delito, vaya al juzgado y lo denuncie, porque si no lo hace, es cómplice de ese supuesto delito”, momento en el que el público aplaudió y Grao volvió a ordenar el desalojo de la sala, hecho que finalmente no se llevó a cabo, continuando la sesión, no sin antes, pedirle al portavoz andalucista que fuera acabando su intervención, cuando apenas había hablado unos minutos.

El portavoz andalucista, aprovechando su primer turno, pidió disculpas a todos los despedidos y familiares "por si, por acción u omisión de la gestión de los andalucistas, hemos podido ser, en parte, responsables de esta situación, incluidos los relevistas, que no debían de ser despedidos porque no les correspondía”, anunciando que “iremos a donde tengamos que ir, acompañando a los afectados, siempre y cuando ellos nos lo pidan”. Terminó pidiéndoles a los doce concejales del equipo de gobierno que “metiendo vuestra mano en el corazón, busquéis alternativas a los despidos y evitéis mas dolor”.

Los siguientes en tomar la palabra deberían haber sido los portavoces de los grupos que componen el tripartito, es decir, Pérez Canto (PIF), Francisco González (PP) y Montserrat Márquez (CxI) pero rehusaron hablar, lo que fue calificado por los asistentes de “actitud cobarde” y “ponerse de lado en el problema”.

En el segundo turno de palabras, otros cinco minutos contabilizados, cronómetro en mano por la propia alcaldesa, Zamudio denunció que “toda la documentación que poseemos la oposición la hemos tenido que recabar fuera del ayuntamiento” para, seguidamente, arremeter contra las últimas declaraciones de Grao sobre que el ERE es producto de la mala situación económica, producto de la mala gestión del anterior Equipo de Gobierno.

Aquí Zamudio, aunque anunció próxima réplica a estas acusaciones, le adelantó a Grao que “cuando se produce la capitalización del canon por la Residencia de Mayores, los andalucistas estábamos en la oposición pero usted y Montserrat Márquez lo aprobaron en pleno; sobre la capitalización del dinero proveniente de la concesión demanial de la red de Giahsa, más de lo mismo, los andalucistas en la oposición, pero... ¿quién voto a favor?, otra vez usted señora alcaldesa y la entonces concejala de Economía y Hacienda, Montserrat Márquez; así como la Zona O.R.A, la cual sí que fue aprobada por nosotros pero solo tres meses, no hemos capitalizado el canon del resto del año que aún puede usar”.

Entre las risas reiteradas de la alcaldesa, recogidas por los micrófonos de la sala y recriminadas por el público asistente, que la acusó de “falta de sensibilidad y tacto”, Zamudio continuó con sus argumentaciones acusando a Grao de mentir cuando dijo que "el ayuntamiento no recibe importe alguno de la PIE, cuando sí que estáis recibiendo el restante que mensualmente nos corresponde por los adelantos del Estado por acogernos, obligatoriamente, a los Planes de Ajuste, como al que usted se acogió en agosto pasado”. Por lo tanto, le dijo el andalucista a la alcaldesa, “no se apoye en la gestión del anterior equipo de gobierno para justificar un ERE que habéis impuesto vosotros, de forma dictatorial, sin dar participación y como única vía que conocéis para aligerar gastos” y es cuando el andalucista acusa a la alcaldesa de “imponer un ERE político, de venganza hacia los trabajadores que entraron en la época andalucista y socialista”, momento en el que la alcaldesa le suprime el micrófono y Zamudio deja de hablar.

A continuación tomó la palabra la portavoz de Ciudadanos por Isla, ex socialista y Teniente de Alcalde-Delegada de Economía y Hacienda durante la anterior legislatura y actual socia de gobierno de González y Grao, Montserrat Márquez, para decir que no iba a votar la moción porque, como dijo Zamudio, “se ha aferrado a enmarañados articulados legales con tal de no salir en la foto, creyendo que, de esta forma, se escapa de su responsabilidad”, hecho acentuado por el representante de la Plataforma de Afectados, Isaac Rodríguez desde el público y recriminado por la alcaldesa que le obligó a callar “o le desalojo de la sala”, momento en el que Zamudio sale en su apoyo, por lo que también es amenazado por Grao en la misma línea.

Por su parte, el portavoz popular en el ayuntamiento, Francisco González, a preguntas de alguno de los asistentes al pleno, sobre los criterios aplicados en el ERE, éste, divagando y sin saber qué contestar, lo emplazó a "lo que tengan que decir los juzgados, cuando lo tengan que decir”, respuesta que sorprendió a los despedidos.

Y llegó la intervención de la alcaldesa isleña, Antonia Grao, que a la vista de lo que se produjo a continuación, los andalucistas la calificaron de “incendiaria”, ya que “en vez de apaciguar y apechugar con las consecuencias, se enfrentó a todos y contra todos”.

Y es que familiares de algunos de los despedidos la increparon cuando ésta les aludió, así como cuando dijo que "es imposible mantener a tantos trabajadores”, aseveración rechazada por los presentes y espetándole "peri sí que hay dinero para emplear a familiares directos y miembros de los partidos gobernantes", momento aprovechado por Grao para desalojarlas de la sala, no sin el consiguiente revuelo y gritos de ambas que insistían en su derecho a la “libertad de expresión”, apoyadas con el aplauso del resto de los asistentes, instante en que Grao ordenó desconectar los micrófonos y evitar la grabación de los medios de comunicación presentes.

Finalmente, la moción presentada por la oposición (PA-PSOE) para evitar el ERE y el despido de los 80 trabajadores, no salió adelante por los votos en contra del Equipo de Gobierno y, por lo tanto, éste continuará su curso en los tribunales debido a las demandas interpuestas por los trabajadores despedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario