Bienvenid@s al Rincón de Diego Neto.Nos Cambiamos pinche aquí

martes, 1 de septiembre de 2015

PSOE y PA abandonan el pleno de Isla al expulsar Grao al portavoz socialista

La alcaldesa isleña, Antonia Grao, tratando de coartar la intervención de los portavoces de la oposición, para que no pudieran exponer sus argumentos, expulsó del pleno al concejal socialista, y Zamudio, en solidaridad, le acompañó. De los veintiún ediles que conforman el plenario,  solo quedaron los doce del Equipo de Gobierno.


Más de lo mismo. En el segundo pleno de la legislatura, la alcaldesa independiente, Antonia Grao (PIF), sin justificación alguna y ante todo pronóstico, ordenó desalojar de la sala al portavoz municipal socialista, Pedro Pascual, el cual intentaba, sin éxito, explicar la postura de su grupo municipal respecto al tema tratado. Minutos antes, Zamudio estuvo a punto de correr la misma suerte, ya que, en varias ocasiones y cuando tan solo llevaba unos minutos de intervención, Grao ya le estaba encomiando a que fuera terminando "o le desalojo de la sala", le espetó.

Esa parece ser la tónica y táctica del actual Equipo de Gobierno, intentar acallar las explicaciones de los portavoces de la oposición, los cuales demuestran llegar a los plenos con los temas mejor preparados, con más conocimiento de lo que hablan y mas soltura a la hora de exponer los temas a tratar, con el único fin de que les llegue lo más claro posible a la ciudadanía.

En la sesión extraordinaria de ayer, convocada de forma sorpresiva el viernes anterior, se trató la Adhesión al Compartimento del Fondo de Ordenación y la consiguiente Revisión del Plan de Ajuste, al cual está obligado el ayuntamiento por el Gobierno Central desde 2012. Y todo a pesar de que el plazo para incorporarse a este paquete de medidas económicas acababa ayer mismo, cuando desde junio pasado ya se conocía, lo que fue criticado por Zamudio al no compartir la tardanza del Equipo de Gobierno "con una cuestión que afecta de manera importante al municipio", lo que la alcaldesa intentó esquivar desviando la responsabilidad hacia los técnicos "que no lo han terminado hasta ahora". "Es más -continuó el andalucista-, tras hablar con el Interventor Municipal y apreciar que en la propuesta que se trae hoy a pleno faltan detalles de relevancia, de prisa y corriendo, habéis tenido que redactar una nueva" lo que dejó en evidencia la falta de preparación del Equipo de Gobierno en esta materia.

La medida, idéntica a otras a las que se acogió el Equipo de Gobierno anterior, contempla poder aplazar pagos a los que el ayuntamiento no pueda hacer frente en estos momentos, hasta 2026, así como una rebaja en los tipo de interés. Como explicó Zamudio, "desde 2012 hasta 2015, nos hemos ido acogiendo a estas medidas impuestas por el Gobierno Central porque no teníamos otra alternativa". Porque el andalucista siempre defendió el Pacto Local de Financiación, por el cual cada ayuntamiento recibe la financiación correcta para hacer frente a los servicios que presta a los ciudadanos, "pero el Gobierno ya sabemos que optó por otra vía, la de imponer Planes de Ajuste a los que te tienes que acoger y que pagamos nosotros mediante préstamos".

Y aunque Zamudio adelantó que los andalucistas votarían a favor de la medida, lamentaba tener que acogerse "porque acarreará unas modificaciones mas duras en el Plan de Ajuste, al igual que tuvimos que hacer durante los cuatro años en los que cogobernamos" y a lo que, curiosamente, Antonia Grao, antes en la oposición, siempre votó en contra y ahora aprueba.

Seguidamente, Zamudio, a colación de la referencia que el portavoz independiente, Pérez Canto, hizo minutos antes sobre la Deuda Viva del consistorio, quiso aclarar que "ese el montante que se debe de comparar entre ayuntamientos y no sumar todo lo que se quiera, como se hizo en la reciente rueda de prensa que ofreció el Equipo de Gobierno sobre la situación económica municipal, solo os faltó meter los 500.000 euros que habéis pedido al Servicio de Gestión Tributaria para pagar las nóminas del verano y que, por cierto, no entiendo del por qué no habéis abonado la paga extra, ya que contáis con dinero suficiente, como también os faltó sumarle el medio millón de euros que habéis pedido a través de la Mancomunidad de Islantilla o el otro medio millón a través de una línea de crédito, también a cargo de Islantilla, como el 1,2 millón de euros que habéis pedido como anticipo, también a cargo de la Mancomunidad".

Igualmente, Zamudio clarificó que cuando Antonia Grao habló, en esa misma rueda de prensa, sobre los terrenos devueltos por la extinta Empresa Municipal al ayuntamiento y que "están hipotecados", el andalucista aclaró que "aunque estén hipotecados, siguen siendo propiedad del ayuntamiento". Asimismo, a Zamudio le pareció "vergonzosamente político que la alcaldesa nos intentara achacar a los andalucistas la firma de aquellos convenios urbanísticos, cuando nosotros no solo no gobernábamos, sino que por entonces votamos en contra y pusimos en duda su legalidad", recordándole a Antonia Grao y a la otra miembro del tripartito, ex concejala socialista, Montserrat Márquez, que "tanto usted -en referencia a la alcaldesa-, como Márquez, sí que votaron a favor de esas medidas", momento en el que Grao le interrumpió para pedirle que fuera terminando su primera intervención, cuando apenas llevaba unos minutos de locución.

Ya, en el segundo turno de intervenciones, fue cuando Zamudio le llamó la atención a la alcaldesa por lo que el andalucista consideró una falta de respeto hacia él, la sonrisa continuada de Grao durante su exposición, "no le voy a consentir su jocosidad y gestos, no es seria su postura y debe de dar ejemplo", a lo que contestó Grao, de forma prepotente, "el pleno lo dirijo yo y no le voy a permitir lo más mínimo, esto no va a ser un corral de cabras y se centra usted en el punto o desaloje la sala".

Finalizada todas las intervenciones, la alcaldesa, Antonia Grao, haciendo justo lo contrario de lo que pregona, tomó el micrófono e intervino durante algo más de diez minutos, cuando los portavoces ya no pueden replicarle, para arremeter contra ambos, aunque peor parte se llevó el socialista, Pedro Pascual, a quien le achacó la mala gestión que el PSOE había ejercido durante los ocho años de gobierno pasados, sin percatarse que ella misma, durante cuatro de esos años, le aprobó absolutamente todo a ese mismo partido al que ahora ataca, hecho recriminado por Pascual a Grao, lo que provocó un cruce de acusaciones y que terminó con el socialista fuera del plenario a la voz de "cállese la boca y abandone la sala", levantándose de sus escaños todos sus concejales y a los que acompañaron, en solidaridad por el trato recibido durante todo el pleno, también el Grupo Municipal Andalucista.

Para terminar, reseñar como significativa una de las última frases de la primera edil y que, a mas de uno, le sonó a un "aviso a navegantes", al decir "todas las decisiones que tome este Equipo de Gobierno, buenas o malas, son de los tres grupos políticos", es decir, no solo del Partido Independiente la Figuereta que gobierna la propia Antonia Grao, sino que también el Partido Popular de Paco González y, por supuesto, el Ciudadanos por Isla de Montserrat Márquez. Anotado queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario