Bienvenid@s al Rincón de Diego Neto.Nos Cambiamos pinche aquí

martes, 1 de diciembre de 2015

La flota isleña del Golfo de Cádiz inicia una parada biológica

La flota del cerco del Golfo de Cádiz mantiene desde hoy una parada biológica durante dos meses para permitir la regeneración del caladero. El paro forzoso llega tras los problemas que han tenido los barcos onubenses por las cuotas de sardina y boquerón asignadas por la Unión Europea.

El paro afecta a unos 80 barcos de las provincias de Huelva y Cádiz, 39 de ellos con base en los puertos onubenses de Punta Umbría e Isla Cristina. El sector tiene por delante sesenta días de inactividad en los que no tendrá ayudas.
La parada está contemplada dentro del plan de pesca para la regeneración y conservación del caladero entre la administración y el sector.

Los barcos volverán a la mar el próximo 1 de febrero para pescar principalmente sardina, boquerón, caballa y jurel.

La campaña de cerco termina así después de las dificultades por las que ha atravesado el sector debido a los repartos. Primero fue la sardina. Los armadores del golfo de Cádiz no conocieron hasta el mes de marzo el cupo de captura de la sardina que consideraron insuficiente. Y es que el reparto establecía que las 9.000 toneladas de tope de captura asignada para este año a España se repartieron en un 40% para el Golfo de Cádiz y un 60% para el Cantábrico, esto es 3.600 y 5.400 toneladas, respectivamente. Después surgieron desavenencias entre los puertos andaluces sobre la forma del reparto, que finalmente se solventaron.

Después llegó el turno al boquerón. En pocos meses, puertos como el de Punta Umbría agotó el cupo que le había sido asignado. Para la campaña de 2015, al Golfo de Cádiz le correspondieron alrededor de 8.600 toneladas de boquerón que en julio se vieron incrementadas en 1.086 gracias a los intercambios con Portugal; de ellas, en virtud del reparto que realiza el ministerio entre los puertos del Golfo de Cádiz los 23 barcos de Punta Umbría tenían asignadas alrededor de 2.400 toneladas. La causa de agotar el cupo fue "la falta de sardina", según los pescadores, lo que hizo que las capturas se centraran en el boquerón.

Los problemas para el puerto puntaumbrieño se sucedieron hasta hace menos de un mes cuando el ministerio logró 330 toneladas extras de boquerón por un acuerdo con Portugal. Previamente, se sucedieron varias cesiones de cuotas por parte del país luso, lo que ha permitido a la flota seguir con la actividad hasta ayer mismo.

El sector espera obtener para la próxima campaña un mayor cupo tanto de boquerón como de sardina para evitar que vuelvan a producirse los problemas que ha tenido y asegurar la actividad de la que dependen cerca de 200 marineros de la provincia onubense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario